SUBCAMPEÓN ES MÁS QUE CAMPEÓN.

Teníamos por delante un reto mayúsculo. Entrar en las cuatro finales de categoría infantil.

En tres se consiguió el objetivo y en la que no se consiguió fue por dos puntos y con el tiro para ganar, frente al siempre poderoso Baskonia.

Este fin de semana hemos jugado tres finales y no las hemos ganado.

No es consuelo, pero indudablemente, hemos ganado en la grada en Vitoria y en el Bañueta Center Arena.

Hemos organizado de diez y animado de cien.

Sabíamos que era difícil, pero nadie va a decir que nos hemos rendido.

Han sido tres partidos muy distintos, contra tres rivales de empaque.

Quizá se pueda pensar que no ganar desluce el trabajo y no es así. No ganar no es sino motivo para trabajar más y mejor si cabe.

Este es un club, en el que cabe todo aquel que quiere estar. Pero si estás en este club, sabes que quizá no ganes nunca nada, pero también sabes que no te va a faltar nunca una mano amiga. Somos el equipo de Amurrio y ese es nuestro activo.

Y nuestro activo son los padres y madres cada vez más implicados. Nuestro activo es la inclusión. No hacemos equipos de estrellas, porque así es más fácil no estrellarse. Y, sobre todo, nuestro activo es saber que cualquiera que juega en Zaraobe, tiene sus amigos y sus amigos del basket.

Ayer me puse filósofo y les mandé un vídeo a los finalistas. A continuación, hago un resumen de ese vídeo dado que creo que es el espíritu que nos debe guiar.

Las finales no son el destino definitivo, lo importante es el camino recorrido, hasta ellas, las vivencias, las personas, el crecimiento personal y como equipo, las anécdotas vividas, las risas y los lloros. Todo hace camino y todo nos hace más fuertes y más sabios.  Y si se gana mejor, sabiendo que nadie nos va a quitar nunca lo aprendido en el camino.

Ahora me queda ahondar en este tema.

Vivanco nos dejará al final de temporada y nadie me va a quitar a mi lo vivido con este maestro del compromiso.

Vamos a echar en falta su pasión su ilusión y su forma de hacer las cosas.

Yo no soy su amigo, porque amigo es una palabra que usamos muy a la ligera. Soy su compañero y sé que puedo contar con él para lo que sea y él sabe que puede contar conmigo de igual manera.

Voy a extrañar su vehemencia y su forma de decir las cosas a la cara.

Axier no engaña, siempre de frente y siempre comprometido.

Espero que los dioses del basket, lo devuelvan al Zaraobe más pronto que tarde.

Se va el entrenador se queda el padre.

Dicho esto, no queda sino emplazar a todo aquel que quiera, que se apunte a colaborar con el club.

No estamos sobrados de manos.

Se necesita ayuda para organizar, pitar, hacer de mesa, entrenar, buscar financiación etc.

Tenemos equipos que pueden subir de categoría y quizá llegar a categoría nacional. Y eso cuesta dinero.

Así que toda ayuda será bienvenida.

Y si habéis llegado hasta aquí solo me queda decir

AUPA ZARAOBE.

PD

Y sino ganamos es porque no tenemos sala de trofeos.

Fdo. Imanol Arberas.

close

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Recibe las novedades semanales

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas noticias del Zaraobe en tu correo electrónico.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: