Crónica Semifinal F4: Fundación 5+11 - Zaraobe (Cadete masculino escolar)

Fundación 5+11: 43

Zaraobe: 44

Hace cuatro años, perdimos de uno contra este equipo en la prórroga.

A partir de aquí, hay spoiler, así que si continúas leyendo es bajo tu responsabilidad.

Camino de Gazteiz, nos hemos llevado un pájaro por delante.

Ninguno de los cuatro pasajeros ha dicho nada, pero lo han pensado, bien empezamos.

He ido en la furgo con tres entrenadores del club y un tío muy alto, y me han transmitido o mucha calma.

Hemos ganado y podíamos haber perdido.

Duele cuando ganas a un equipo al que aprecias, pero hoy, durante 45 minutos, no había amigos tampoco enemigos.

Era el baloncesto en su esencia más pura.

Hemos hecho un partido muy nuestro.

Los dos primeros cuartos, han sido un desastre por nuestra parte.

Evidentemente el contrario ha sabido darnos donde más duele.

Desde el banquillo no hemos dado con la tecla, pero sabíamos que este equipo no se rinde.

Hemos llegado al descanso nueve abajo y con malas sensaciones.

La charla del descanso ha sido la siguiente.

"Si jugando de pena y metiendo solo diez puntos, todavía estamos en ahí, este partido se puede y se va a ganar"

Eso ha sido todo.

A partir de ahí, la metamorfosis.

Hemos jugado un tercer cuarto para el recuerdo.

Hemos defendido más y mejor, hemos trabajado en ataque con más talento y sobre todo buscando la mejor opción. En la mayoría de los casos esa opción era un tío de Artziniega.

El cuarto cuarto ha sido largo y duro. Nos hemos ido cuatro o cinco arriba, nos han remontado y así sucesivamente.

Hemos tenido la última bola para ganar el partido, pero no hemos hecho lo hablado o no hemos sabido.

Prórroga

Nervios, pequeñas ventajas y alguna desventaja casi al final.

El último minuto ha sido caótico y hemos podido perder por decisiones precipitadas, pero eso va en nuestro ADN.

Hemos defendido su último ataque y ahí se acaba todo.

Hace unos días mandé un vídeo a los finalistas del club.

En ese vídeo les decía que lo importante no es el destino es el camino.

Nuestro camino es más que satisfactorio, por eso, lo que pase mañana solo significará que somos subcampeón o campeón.

La diferencia tres letras.

Las caras de hoy valen una temporada.

La explosión de alegría del banquillo queda en el recuerdo. Eso no lo va a cambiar el resultado de mañana.

Por último, decir a la hinchada. Gracias, eskerrik asko, thank you, multumesc.

Por qué este equipo habla idiomas, pero sobre todo habla en la cancha.

A nuestros rivales de hoy, solo me queda decirles que han sido un gran equipo todas y cada una de las veces que nos hemos enfrentado.

Gracias por ser como sois, pero desgraciadamente solo podía ganar uno.

Mañana nos vemos en San Prudencio 

AUPA ZARAOBE.

Por cierto, gracias a Bea que me tranquiliza, y eso nos hace mejores.

close

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Recibe las novedades semanales

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas noticias del Zaraobe en tu correo electrónico.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: