Crónica-Oropesa: Aristos - Zaraobe (Cadete masculino escolar)

Aristos: 47

Zaraobe: 30

Y apareció Valverde.

Y, ¿Qué Valverde? el del Madrid, el ciclista, las hermanas…

Pues ninguno de esos.

El 27 de Aristos. Como Julio Cesar, llegó vio y venció.

Y podíamos acabar aquí la crónica de un partido que ha tenido dos partes.

Una primera parte nefasta y una segunda donde hemos sido capaces de competir.

El partido era a las nueve, el desayuno a las siete y media y el autobús a las ocho.

Ayer tampoco fuimos pronto a dormir, ya que quedamos subcampeones del concurso de triples.

No es excusa, pero aparte del baloncesto, esto era algo más.

El partido de la tarde, ni comentar.

Pero y volviendo al comienzo, volvimos a tropezar con Valverde y los suyos, una y mil veces. Incluso se propusieron mantearme, les caigo bien, claro como no me conocen, pues es lo que ahí.

Y venimos a comer el último día y, ¿Quién estaba?

Valverde y los Aristos, que suena a grupo de moda de los setenta.

Así que les ha dado mi número de móvil para echar, si se puede, un amistoso en Getafe y otro en Amurrio.

Y como dijo Rick, en la mítica Casablanca, esto puede ser el comienzo de una bonita amistad.

close

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Recibe las novedades semanales

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas noticias del Zaraobe en tu correo electrónico.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: